miércoles, 7 de septiembre de 2011

Bases para la pastoral. Misión del discipulador


SEMBRADORES DEL REINO DE DIOS
 Sembrador. Aquel  que siembra, esparce , derrama semilla para que germine y  muchas de ellas de fruto.
 Sembrador Cristiano. Es aquel que siembra la palabra de Dios a través de el evangelio.
 Evangelizar. Ver en cada situación una valiosa oportunidad para sembrar a Jesucristo en el corazón del hombre. 
  Ejemplos de diferentes oportunidades
 a.     Este gobierno es el peor cada día las cosas mas caras, mas impuestos. R/ ¿Usted cree que el hombre si puede traernos solución definitiva?.Yo creo que el único que puede darnos una verdadera solución es Cristo.
 b.     Que peligro cada día hay mas inseguridad. R/ ¡ si definitivamente el único que puede cambiar esta situación es Jesucristo! ¿ verdad?
 Toda buena semilla debe dar fruto
(Mateo 13.23)
Dios exige que todo buen Cristiano debe tener frutos o Discípulos, el numero de discípulos esta determinado por Dios, nosotros debemos escoger cual. 30-60-100.
 Cada discípulo se convierte en una corona para nosotros  en el cielo, o en una carta de recomendación delante de Dios (Filipenses 4.1; 2 Corintios 3.1-4)
 Discipular. Guiar, enseñar, ser las manos, el corazón, los ojos, los pies y la boca de Dios .a través de los Cristianos discipuladores Dios llega a mas personas en el mundo.  

DIOS         PASTOR            CRISTIANO              IGLESIA                MUNDO  
Quienes pueden discipular.
 Toda aquella persona que conozca de Dios, que considere que lo a encontrado y que a transformado su vida, no importa hace cuanto tiempo lo conoce (Juan 1.43; 4.28-29)
 Responsabiliddes de un discipulador.
 Amar. Amar a Jesucristo es amar a su rebaño (Juan 21.16)




  • Cuidar. Estar pendiente cuando se aleja del rebaño
  • Proteger. Si es posible dar la vida por las ovejas
  • Responder. Saber que un día tenemos que rendirle cuentas a Dios.(Juan 17.12)
  • Enseñar. (1 Timoteo 3.2)


  •  Semilla que no da fruto solo es un grano seco, Dios nos llamo para dar fruto
    (Juan 15.8,16)
      
    DISCIPULADORES DE CRISTO
     Son aquellas personas que han aceptado el llamado de Cristo. Para enrolarse en las filas de Dios, dejándolo todo (Lucas 5.10-11).

    Un discipulador es aquel que le cree a Jesucristo y a sus promesas, por eso vive confiado y feliz (Mateo 19.27-30). “Recibirá cien veces mas lo que invierta en el reino”
     Un discipulador es un verdadero GUERRERO ESPIRITUAL. Que se deja utilizar por el Espíritu Santo para batallar contra el enemigo arrebatándole las almas que tiene en cautiverio.
     Es un luchador que no se rinde a pesar del rechazo de muchas personas a quien comparte
      MANDATO. (Mateo 28.19-20) Por lo tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones
     Protección y arma del Discípulo
     ORACIÓN. (2 Reyes 6.17-18). La obligación de todo discipulador es Orar diariamente y de manera constante por su Discípulo.
     v Derribando toda incredulidad y toda oposición
     v Por sus necesidades personales y espirituales
     v Para que Dios sensibilice su corazón  a la palabra y que haga de el un buen Discipulador
      REALIDAD DEL MUNDO ACTUAL
     El mundo esta bajo el maligno (1 Juan 5.19). y es nuestra obligación rescatarlo
    El mundo no conoce de Dios y por lo tanto tampoco conoce a los de Dios (1Juan 3.1)
    El mundo aborrece a los Cristianos porque primero aborreció a Cristo (Juan 15.18-19)
      Requisitos para ser un enviado.
     a.     obediencia. Jesucristo los probo dándoles la orden que estuvieran en Galilea en el monte (Mateo 26.32)
     b.     Estar seguros de su fe. (Juan 20.19-29) Nadie puede dar de lo que no tiene, es necesario estar seguro de nuestro Dios y de nuestra iglesia. Ejemplo un buen vendedor es aquel que conoce y confía en el producto que ofrece.
     c.      Libres de temor. (Mateo 28.18) a Jesucristo le es dada toda potestad en el cielo y en la tierra, el es el Señor de Señores, Rey de Reyes por lo tanto no debemos temerle al mundo.
       OPOSICIÓN

    Muchas Personas no van a querer escuchar el mensaje y el rechazo de ellos será de manera violenta y también de manera sigilosa.
     Oposición violenta. (Mateo 10.16-20). El mundo esta enceguecido por lo tanto siempre va a rechazar la palabra de Dios. Son como lobos dispuestos a destruir.
     v Persevera hasta el fin. (Mateo 24.13) Lo importante no es cuantos te rechazan, lo importante es a cuantos logras rescatar.(Génesis 18.23-33)
     v No tropieces por su culpa.(Mateo 24.10) si alguien te trata de confundir es mejor alejarte de el. (Mateo 10.23-24) Tu no eres mas que Jesucristo.
     v No te preocupes de cómo hablar. (Mateo 10.19-20). No importa la sabiduría humana, no te sientas inferior frente a las personas que se consideran muy inteligentes o muy conocedoras (Jeremías 8.8-9).
     v No importa tu condición económica. (1 Corintios 1.26-29). Las personas por mucho poder económico que tengan también necesitan de Dios.
     Oposición sigilosa.
     Cuando el enemigo no ataca de frente. Se disfraza para confundir. Ganándose el corazón de el Cristiano.
     a.     Vestido de oveja. (Mateo 7.15) Muchos entran a las iglesias vestidos como Cristianos pero su interés es dañar y confundir.
     b.     Como ángel de Luz. (2 Corintios 11.13-15). Muchos se acercaran diciendo que vienen de parte de Cristo, hablaran como Cristianos pero su fin será solo destruir. Y hacer que la gente regrese al mundo.
    MISION DEL DISCIPULADOR
     La misión de el Discipulador es hacer Discípulos para Cristo capaces de evangelizar y seguir con la misión de hacer Discípulos para Cristo.
     El discipulador se convierte como en un padre espiritual de su discípulo. por lo cual adquiere algunas obligaciones tales como:
     Amar. Solo cuando uno ama es capaz de hacer cualquier cosa por otra persona
     Cuidar. Debe estar pendiente de su discípulo en lo físico y en lo espiritual
     Proveer. Debe dar buen alimento espiritual para que crezca fuerte
     LA FINALIDAD DE LA IGLESIA
     Dios permitió que  en el mundo exista la Iglesia con un solo propósito
     ADORAR A DIOS.
    Dios Quiere que la humanidad lo adore en espíritu y en verdad (Juan 4.23-24)
     REFLEJAR LA PRESENCIA DE DIOS
    La iglesia debe marcar diferencia mostrar la unción y la bendición de Dios en la vida de cada persona
     EVANGELIZAR(Mateo 28.19-20)
    La iglesia es la encargada de dar a conocer el nombre de Jesucristo en todo el mundo. Esparcir la semilla en el corazón de todos los hombres
     DISCIPULAR. Enseñar de manera personal, para formar mas Discípulos para Cristo (Juan 15.16) 
    SERVIR A JESUCRISTO
    Juan 12.26
    GIF = Grupo de Integración Familiar = compuesto por un.  ALMA

        A = Anfitrión
    L = Líder
        M =Maestros
      A=Ayudas 
     PLAN AYUDA PARA CRISTO
     Para iniciar la practica en el proceso de Adiestramiento de un líder comenzamos siendo ayudas eficaces en el plan de Dios. 
     ¿CÓMO PUEDO SER UN AYUDANTE DE CRISTO?
     a.     Adopte un hijo Espiritual
     b.     Llámelo, hágalo sentir en familia. Póngase una cita con el
     c.      No. Se queje, estimúlelo al Amor de Dios
     d.     Muéstrele cuanto nos Ama Dios (Juan 3.16)
     e.     Enséñele que tener un hijo Espiritual es desarrollarse como Cristiano
     f.      Muéstrele los beneficios de tener un hijo Espiritual ( Juan 15.15)
     g.     Explíquele por que Usted invierte tiempo en Ayudar a otra persona y porque el también debería hacerlo (Mateo 19.27-30)   
    PASTORAL DEL LÍDER
    “Apacentad La grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto” (1 de Pedro 5.2) 
    INTRODUCCIÓN
    Vivimos en un mundo impersonal y cada vez mas acelerado. Esta es la era de lo instantáneo; todo lo queremos rápido y sin esfuerzo, gracias a la tecnología y los avances científicos. Sin embargo, esta filosofía no la podemos aplicar al discipulado; no existe madurez y crecimiento espiritual instantáneo. Hoy mas que nunca se requiere prestar atención e invertir tiempo en cada discípulo, de manera personalizada.
     No basta un buen sermón semanal, una clase de adiestramiento excelente, porque cada discípulo requiere que le ayuden en el proceso de aplicar las verdades oídas a su realidad personal. Hay inquietudes y preguntas para resolverle al discípulo, de forma personal, y esto es indelegable. Jesús invirtió la mayor parte de su tiempo en aquellos pocos que continuarían con su obra. (Marcos 3.14) 
    LECCIÓN Nº 1: BASES Y PROPÓSITO DE LA PASTORAL DE EL LÍDER
    1.  DEFINICIÓN
     La Pastoral de el Líder es un seguimiento personal para llevar al discípulo al crecimiento y la madurez personal, aplicando con ella el plan maestro de Evangelización y Discipulado del Señor Jesucristo. Este pastoreo debe ser al estilo del Salmo 23, buscando que los discípulos se vuelvan dependientes de Dios y no de nosotros.
     En esta relación se busca aconsejar, alentar, orientar al discípulo en la toma de decisiones y ayudarlo a enfrentarse, con mayor efectividad, a los problemas de la vida. 
     2. IMPORTANCIA DE LA PASTORAL DE UN LÍDER
     v Se centra en las necesidades especificas de los discípulos
     v Cada discípulo tiene un mundo propio que considera muy, importante, el cual debemos conocer, si deseamos brindarle una ayuda adecuada. Esta ayuda es efectiva, cuando se da sobre bases individuales
     v La pastoral de el líder permite enfocar problemas que no salen a la superficie en los cultos, grupos de integración o grupos de Oración.
     v El mensaje bíblico predicado es comunicación en un sentido solamente. La pastoral es comunicación de ida y vuelta; se fundamenta en hablar con la persona.
      v La pastoral de el líder permite profundizar y ayudar a la persona a obtener una comprensión y aplicación global de su problemática 




  • BASES DE LA PASTORAL DE UN LÍDER  

  • 3.1 EL OBJETIVO DE NUESTRA LABOR ES EL AMOR
    Llevar a nuestros discípulos a experimentar y depender de Dios. Ese amor lo deben ver reflejado en nosotros, hacia ellos, Sin genuino amor nuestra pastoral será cimbalo que retiñe y nada mas (1 Corintios 13. 4-8) 
    3.2    ENFOCAR  LOS CONSEJOS EN  LA PERSONA DE CRISTO Y EN LA
    PALABRA REVELADA.      
    Llevar a los discípulos a una dependencia total de Dios, generando un sentimiento de pertenencia a El como Padre, evitando así una malsana dependencia del líder: la clave de la pastoral esta en atraerlos hacia Dios y no hacia nosotros mismos (Mateo 16:24) 




  • PROPÓSITOS DE LA PASTORAL ( 1 Ts 2.5-13) 

  •           DAR ALIMENTO ESPIRITUAL:
          Alimentarle con la palabra de Dios y enseñarle a alimentarse por si mismo. V13 
              BRINDAR PROTECCIÓN: 
    Del mundo, el demonio y la carne: Ayudarles a discernir la voz de Dios, de las demás voces. Estar atento a sus vidas y a las circunstancias que estén enfrentando.(V.7) 
              DAR DIRECCIÓN: 
    Mas que decirles que hacer, confrontar su realidad ante la Biblia y guiarlo a que el mismo tome decisiones. (v 12)
                CORREGIR Y DISCIPLINAR:
     Discernir por el espíritu Santo la necesidad y el estado “real” del discípulo; a veces, es más importante lo que calla, que lo que dice. Estamos vendidos a Dios y a su causa, y no podemos dejarnos “comprar” o “seducir” por un discípulo. Mantener nuestra autoridad; llamar pecado a lo que es pecado. No estamos llamados a ser “simpáticos” sino genuinos “padres” y siervos de Dios. (1 Corintios 4.21)
                CONSOLAR:
     Como siervos de Dios, es necesario pasar por aflicciones, para después poder comprender y consolar a nuestros discípulos que atraviesan la misma situación. Hay momentos en que lo único que podemos hacer por el discípulo es consolar su llanto y compartir su dolor, pero para esto se requiere sensibilidad (corazón “de carne”) ( 2 de Corintios 1.3-7)
               RESTAURAR:
     Cuidar al discípulo para que salga victorioso de las luchas espirituales. Enseñarle a “usar” las derrotas para aprender, proyectarse y madurar como persona y como hijo de Dios. En otras palabras: sacarlo de “su realidad” y llevarlo a “la verdad”( 1 Ts: 2:11) 




  • LA PASTRAL DEL LÍDER EN EL ANTIGUO TESTAMENTO 

  • Dios se muestra en el antiguo testamento como Pastor y Guía del pueblo de Israel. Durante el Éxodo, “guió a su pueblo como ovejas” por un desierto. En el día, a través de una nube, les protegía del sol;  durante la noche, con una columna de fuego, les iluminaba. (Jer. 23.3; Ez. 34: 11-21; Is 40: 11) 




  • LA PASTORAL DEL LÍDER EN EL NUEVO TESTAMENTO 

  • Dios esta intensamente interesado en los individuos. “ por que de tal manera amo Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito para que  TODO AQUEL(singular) que en el cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3.16) 
    En el nuevo testamento, Jesús es el pastor por excelencia. El amor por los discípulos y el deseo de servirles fue el interés constante en el carácter de Jesús. Trato individualmente a cada uno de los hombres y mujeres; y les exhortaba directamente. (Juan 10) 
    ·       Jesús llamo  a sus discípulos uno por uno
    ·       Converso con Nicodemo a solas sobre sus dudas
    ·       Dialogo con la mujer samaritana
    ·       En medio de la multitud, vio a Zaqueo y su necesidad
    ·       Escucho el clamor de Bartimeo
    ·       Aun en medio del gentío, sintió el toque de una mujer y la sano     
    ·       Es el buen Pastor que deja las 99 ovejas, para buscar y salvar la que se ha perdido
     VEAMOS ALGUNOS CASOS: 
    La Samaritana:
    La busco cerca del mediodía, en medio del calor del desierto. Esa era la hora en que ella acostumbraba salir, quizá para no encontrarse con nadie. Existían barreras culturales: ella era de Samaria; El era judío, y los judíos y samaritanos no se llevaban bien, pues diferían en cuanto a sus creencias. Ella, mujer, el hombre...y según la cultura hebrea, un hombre no debería dirigirse a una mujer en la calle. 
    Sin embargo, Jesús comenzó y guió la entrevista de tal manera que ella no se sintiera culpable; no fue moralista, ni legalista. Ella misma se dio cuenta de su pecado y reacciono, cambiando de actitud y dando testimonio de este encuentro a todos los de su región (Juan 4: 1-18) 
    Zaqueo:
    El verdadero Pastor detecta necesidades, sin que se las cuenten. Jesús mostró interés en Zaqueo, y ante este interés, Zaqueo abrió su corazón. Lo hizo sentir bien; lo llamo hijo de Abraham; con esta frase le brindo aceptación. Como resultado, Zaqueo experimento verdadero arrepentimiento, manifestado en la forma como tomo la decisión de restituir a las personas a quienes hubiera afectado ( Lucas 19: 1-10) 
    La Pastoral del líder es clave para el éxito ministerial. Muchos siervos de Dios escogen el camino mas fácil: manejar y movilizar mazas, olvidando la estrategia básica del señor Jesús: el contacto personal 
    Formar hijos exige tiempo y requiere sacrificios, pero cuando Dios nos permite ver los frutos, sentimos que valió la pena y que todo lo que hagamos por formar y atender un discípulo, necesariamente repercute en las multitudes.  No basta con ganar a la gente; hay que formarla al estilo de 2 de Timoteo 2:2

    LA PASTORAL UN PROCESO



    3.         CÓMO LOGRAR QUE CONFÍEN EN NOSOTROS
     Hay Cristianos que “inspiran la confianza en otras persona”. Necesitamos cultivar ciertas características, para ejercer este ministerio con éxito.
     Las personas generalmente buscan a:
    4.1.     ALGUIEN QUE CONOCEN
     Es natural que esto sea así, porque hay un ambiente sin tensión, y se siente cómodo y libre.  En este sentido, cuando un líder cristiano se mezcla con la gente e incrementa sus contactos personales, en mayor medida la gente buscara su ayuda. Todo evento es una oportunidad para establecer esta base de conocimiento personal.
    4.2.     ALGUIEN CON QUIEN SIMPATIZAN
     No es suficiente conocerse. Debe haber una base mínima de amistad, la cual crece en un ambiente de genuino afecto. El líder no debe esperar que, por su autoridad lo busquen por su autoridad para exponerle problemas personales, sino que debe envolver la autoridad en un ropaje de simpatía, afecto, y confianza. La autoridad se conquista, no se impone
    4.3.     ALGUIEN A QUIEN ELLOS RESPETAN
     El líder que lleva conducta ejemplar, que es sabio y discreto, es aquel que es respetado y tenido en alta estima. Es la clase de personas a quienes llevan los problemas con la seguridad de una respuesta. No así a quien usara los problemas como ejemplo de mensajes o citas en publico

    4.4.  ALGUIEN EN QUIEN VEN COMPETENCIA
     Hoy en día un líder cristiano debe estar bien informado y entrenado en diferentes áreas. Si la persona es competente, pronto habrá conciencia sobre su desempeño satisfactorio y las personas caminaran hacia su puerta.” La vida del líder debe ser un testimonio su vida debe ser coherente con lo que aconseja o predica”

    4.5.  ALGUIEN QUE SEA CONFIDENCIAL
     Las personas, por encima de todo, desean estar seguras de que todo lo que hablen sea confidencial. Si usted quiere que la gente le hable de sus problemas, sea leal, guarde el secreto.

    4.6.UN HOMBRE O UNA MUJER DE DIOS
     Buscan en oración, apoyo y ayuda de aquel que conoce al Señor Jesucristo y camina en el poder del Espíritu Santo.
     En una sociedad como la nuestra, “ deshumanizada e individualista, muchas personas están buscando ayuda desesperadamente, lo que muchas veces los ha llevado por caminos de error y muerte. Por eso, es tan vital que en esta generación se levanten hombres y mujeres idóneos, con el corazón de Dios, para atender a las multitudes que perecen sin verdaderos lideres o guías. 
     LECCIÓN Nº 3: PROCESO Y FASES DE LA PASTORAL DEL LÍDER
     1. LA PASTORAL DEL LÍDER COMO UN PROCESO
     La consejera del líder es un proceso, no una conferencia. A menudo pensamos que por conversar algunos minutos o una hora con el discípulo, ya el problema esta resuelto, pero no es así. La pastoral es un proceso que requiere tiempo. El discípulo ha desarrollado sus problemas en un lapso de tiempo largo, incluso desde la infancia, luego seria utópico pensar que superara sus conflictos en una hora. Es un gran error y muy común, creer que la pastoral se hace a través de una conferencia y no como un proceso, cuya base es el dialogo.

    Nuestra excusa , por lo general, es el poco tiempo que tenemos, pero debemos pensar en el ministerio de Jesús ¿ cuanto tiempo dedico El a la pastoral personal?. Nos asombrara descubrir que mas del 80% de su tiempo lo invirtió en dar atención personalizada. ¿ No es acaso esa la esencia filosófica del Plan Maestro de Evangelización?.

    La consejería requiere tiempo, no hay sustituto para el tiempo. Un proverbio latino dice “ El tiempo descubre la verdad”

    El tiempo es importante porque cuando pastoreamos, esperamos que muchas cosas sucedan:

    ·       Cambio de la conducta del discípulo; de sus actitudes, de sus valores
    ·       Prevención de la aparición de problemas mas graves
    ·       Colaboración en la toma de decisiones
    ·       Ayuda para el discípulo, a fin de que utilice sus recursos interiores en tiempos de crisis.
    ·       Descubrimiento de sus problemas de fondo y la causa real de los mismos.

    2.   FASES DE LA LABOR PASTORAL

    Aunque resulta algo artificial dividir la labor pastoral en etapas o fases, por lo impreciso de los limites entre tales FESE, con el objeto de clarificar este proceso, podemos dividir la labor pastoral en varias fases:
    2.1.  CONTACTO:
     A través de los grupos de oración o los ministerios, se debe organizar la pastoral, de tal manera que cada persona sea atendida de manera individual.
     2.2.  FASE INTRODUCTORIA:
     Al principio, es muy importante que haya afinidad entre el líder y la persona que se ha dispuesto a recibir el discipulado o pastoral. Inicialmente, líder y discípulo tendrán una mutua evaluación, de la cual sacarían conclusiones provisionales referentes a su relación. Si esta evaluación produce sentimientos positivos, ha quedado establecida la afinidad.
     En esta etapa preliminar se debe cultivar:
    Frente a la persona:
    -        Aceptarla
    -        Crear ambiente de confianza
    -        Crear ambiente de receptividad
    Actitud frente a nosotros mismos:

    -        analizar si nosotros tenemos el mismo problema, y ya lo hemos superado.
    -        Colocarnos en la posición del discípulo.
       
    2.3.  DELINEACIÓN DE PROBLEMAS
     Durante esta fase, a medida que el discípulo va hablando, podremos ver las cosas según su punto de vista. Descubriremos que tipo de ayuda necesita el discípulo y que tipo de ayuda espera.

    En esta fase necesitamos definir en que área el discípulo necesita ayuda: si física, emocional o espiritual. Hay preguntas claves que nos ayudan a conocer es estado actual de nuestro discípulo:

    En el nivel espiritual:
    ¿Cómo esta su tiempo devocional diario?
    ¿Entiende y vive el ministerio del Espíritu Santo?
    ¿Como esta su estudio bíblico y compañerismo cristiano?
    ¿Esta testificando “compartiendo de Cristo”a otros
    ¿Qué tipo de lucha espiritual esta viviendo?  
     En el nivel emocional:
    ¿Cómo esta su estado de animo?
    ¿Cómo esta su relación con sus seres mas cercanos: cónyuge, hijos, padres etc.?
    ¿Como se ve a si mismo?
    ¿Cómo cree que lo ven los demás?

    En el nivel físico
    ¿cómo esta su estado físico en general?
    ¿Cuándo fue la última vez que se hizo un chequeo medico?
    ¿Cuántas horas duerme?
    ¿Qué tipo de alimentación ingiere?   

    Estas preguntas nos permitirán hacer una evaluación de la necesidad actual del discípulo, para saber como ayudarle.

                             EN BUSCA DE SOLUCIONES

    No es labor del líder “hallar una solución al problema” de su discípulo. El líder estudia cuidadosamente el problema o la necesidad presente, y tanto el líder como el discípulo tratan de encontrar una solución. El líder, debido a su objetividad, adiestramiento y experiencia, tendrá ideas que su discípulo nunca había considerado.

    El discípulo debe ser ministrado, según el área de necesidad o conflicto:

    En el nivel espiritual:
    . Guiarle para que sea sensible al Señor, y confiese todo pecado (Sal 26.2; lc 6.36-38)
    . Desafiarle a una vida de fe, apropiándose de las promesas de Dios ( Mar 11.24-25)
    . Desafiarle a vivir una vida llena y controlada por el espíritu santo, de tal manera que este fruto se evidencie en un cambio de conducta y adecuadas relaciones interpersonales. (Ef 5.18)
    -   Orar en autoridad del nombre de Cristo Jesús, liberando al discípulo de toda opresión, o del yugo de toda herencia de maldición. (Is 10.27 Mar 16: 17-18)

    En nivel emocional:
    -        Llevarle a reconocer y apropiarse del amor restaurador de Dios, y su incondicional aceptación (Jer.33.3; Sal. 139)
    -        Desafiarle a perdonar a todas las personas que le han herido, y a pedir perdón a quienes ha hecho daño. (Mateo 6: 14-15)
    -    Enseñarle a desarrollar un concepto sano de si mismo, fruto de comunión Dios y            
         su palabra. (Romanos 12:3)

    En el nivel físico:
    -    Orar con fe por su sanidad física y desafiarle a apropiarse de ella (Sant. 5.15-16)
    -    Enseñarle la mayordomía de su salud (alimentación, descanso, ejercicio) 

    2.5.  SEGUIMIENTO PASTORAL

    En la medida en que se van encontrando soluciones a los problemas y necesidades del discípulo, se le permite que ministre en otras áreas, buscando un continuo crecimiento espiritual. La meta de toda pastoral es llevar al discípulo a experimentar el tratamiento integral de Dios en todas sus áreas, de tal forma que pueda enfrentar de manera mas eficaz los problemas de la vida.

    -    Manifestarle “amor a pesar de.” Entendiendo que la pastoral es un proceso de fe
    -    Sostenerle en Oración
    -    Involucrarlo en el Discipulado para que progresivamente adquiera bases
         doctrinales que lo lleven al crecimiento espiritual y no solo a adquirir una nueva
         costumbre de hablar de Dios sin conocerlo.

    3.  EL DESARROLLO DE UNA CITA PASTORAL

    Como la labor pastoral es emocionalmente agotadora, físicamente fatigante y frecuentemente insatisfactoria, si se cultivan las siguientes técnicas y habilidades se hace mas eficiente.

    3.1  EL LUGAR:

    El lugar no importa: puede ser una casa, una oficina, un jardín. Lo mas importante es tener privacidad; por tanto, se debe buscar un lugar tranquilo y que tenga el minino de interrupciones.

    El ambiente debe ser agradable, que inspire confianza, de tal manera que puedan sentirse a gusto. Las sillas deben estar colocadas de manera que puedan mirarse mutuamente.

    La conducta del líder es muy importante: Debe estar atento, poniendo verdadero interés en ayudar.

    3.2.  ANTES DE LA ENTREVISTA

    -  Organizar LA agenda de tal manera que se asigne tiempo para cada discípulo                                                              -  Desarrollar una vida de oración ferviente.
    -  Estudiar diariamente la palabra de Dios, para adquirir principios y consejos
       (Isaías 50:4)
    -  Permanecer lleno y controlado por el Espíritu Santo, para que su vida sea de im-   
       pacto positivo, sobre la vida de sus discípulos
    -  Preparar la cita con anterioridad
    -  Repasar bien los datos del discípulo

    3.3.  DURANTE LA ENTREVISTA

    El líder debe inicialmente romper el hielo, para establecer empatía y una buena relación; estimularle para que hable; prestarle apoyo.

    Aprenda a escuchar con atención:
    Cuando se aprende a escuchar; el que busca ayuda tiene la oportunidad de expresar lo que siente, “desahogarse”. Aquí se necesita comprensión.

    Observar con cuidado:
    -  Los cambios de postura
    -   Las alteraciones en la respiración.
    -  Las lagrimas
    -  El tono de la voz
    -  Cambios en el tópico de la conversación        

    ¿Por qué actuar como detectives? Por que se trata de descubrir la causa oculta de un problema.

    No temer al silencio.
    El silencio esta lleno de significado; son momentos en los que la persona piensa en algo importante, o vacila en concretar , por lo cual el líder debe dar apoyo.

    Preguntar con sabiduría.
    ·  La inexperiencia nos lleva a hacer demasiadas preguntas. Debemos tener en cuenta algunas normas útiles para hacer preguntas:
    ·  Hacer preguntas que permitan variedad de respuestas.
    ·  No hacer preguntas que impliquen alternativa “que prefiere usted”
    ·  Emplear preguntas indirectas” para que no  parezca una interrogación”
    ·  Evitar preguntas en serie
    ·  No abusar de la pregunta ¿Por qué?
    ·  Tener sabiduría para realizar las preguntas. El ejemplo de Jesús y la mujer samaritana

    Aprender a responder:

    ·  Escrutadora: Para obtener mas datos; estimula la conversación: “Cuénteme mas sobre este asunto” “¿qué opina su esposo de esto”
    ·  Comprensiva: El líder comunica su comprensión y empatía: “me imagino que esto debe ser muy duro para usted”
    ·  Sustentadora: Da apoyo y anima”Entiendo como te sientes”
    ·  Interpretativa: muestra al interesado lo que esta ocurriendo “Según parece lo que esta ocurriendo es...y esto hace que usted se sienta”
    ·  Concluir la cita en términos tales que el discípulo salga esperanzado y alentado  motivado a Orar y escudriñar las escrituras.

    La base sobre la que se establece la pastoral del líder se fundamenta en una relación de empatía y confianza entre líder y discípulo. Esta relación es de tipo paternal (padre-hijo espiritual), y maternal (madre –hija espiritual); de tal manera que el discípulo crece sintiéndose amado, disciplinado y guiado, en un proceso constante de madurez integral.

    HOMILETICA- LA PREPARCION DEL SERMÓN

    (TÉCNICAS DE PREDICACIÓN)

    INTRODUCCIÓN 
     Una buena disposición para predicar la palabra de Dios no es suficiente. Se hace necesario aprender a prepararse y además, preparar los temas de las predicaciones. Es cierto que dios con su gracia puede usar predicaciones deficientes, carentes de significado e improvisadas, pero el líder que se descuida en la preparación de los sermones, confiado imprudentemente en la sola “ Inspiración divina” puede llegar a cansar a sus oyentes con predicaciones sin sentido.

    Así mismo el líder que solo confía en su habilidad para bosquejar temas, sin buscar la unción y poder de Dios, descubrirá que sus palabras no llegan a tocar los corazones de quienes le oyen.
     La preparación y presentación de sermones y temas es un verdadero arte que requiere estudio y adiestramiento. Por tratarse de influir en la mas alta esfera de la vida humana (La espiritual), merece trabajo y esfuerzo mas que cualquier otro arte.
     La homilética  la podemos definir como el arte de exponer adecuada y efectivamente un tema o sermón. Aunque algunas personas tienen una habilidad natural para predicar con efectividad, todo Cristiano dispuesto también puede lograrlo. Por que la predicación es un arte, que como tal se puede aprender y desarrollar.
     Una personalidad apagada puede resultar brillante, si aprende sencillas técnicas para preparar y exponer con éxito cualquier mensaje. Pueden existir ideas y temas muy buenos, pero si no son bien expuestos, pierden brillantes y efectividad.
     LECCIÓN Nº 1: VIDA Y PERSONALIDAD DE UN PREDICADOR
     Aunque estamos en la era de las comunicaciones, la informática y la cibernética, necesitamos entender que no hay sustituto humano cuando se trata de predicar. Dios llama a hombres y mujeres y los comisiona para llevar su palabra. El método de Dios fue y sigue siendo los hombres.
     SER AUTÉNTICO, NO IMITADOR
     Aunque existe gran cantidad de textos, de los cuales podemos tomar todos los temas que necesitamos, es muy importante que todo líder cristiano en cualquier nivel de liderazgo, desarrolle sus propios sermones. Un tema propio se predica con mayor fuerza y claridad que un sermón ajeno, a menos que el predicador sepa adaptarlo y desarrollarlo muy bien, vistiéndolo con su propio lenguaje y estilo. En la autenticidad hay gran fuerza. La imitación, por muy buena que sea, deja un vació y frustración inminentes.

    Es bueno recordar que Dios no ha hecho dos caras o dos voces iguales: Cada hombre tiene su propia individualidad, con la que Dios lo ha creado. Muchas veces un hombre (o mujer), puede fracasar en su ministerio o en su trabajo, pudiendo tener éxito. Cuando una persona quiere imitar a otra, termina haciendo el ridículo, pues nunca podrá hacerlo igual. Cada hijo de Dios está llamado a brillar con luz propia y a no tratar de resplandecer bajo la sombra de otro.

    Cada uno puede llegar a ser en sí mismo el mejor predicador, cuando se consagra a Dios y anhela sinceramente servirle.





  • TESTIFICAR CON SU VIDA

  •  En muchas profesiones humanas, la eficiencia es independiente del modo de vivir de la persona que la ejerce. La vida privada de un abogado o de un arquitecto poco afecta su habilidad. Pero no sucede así con los lideres que guían grupos humanos y, mucho menos, si se trata de líderes cristianos.

    Toda inconsistencia entre lo que proclama y lo que vive, amenaza seriamente el éxito del trabajo de un siervo de Dios. No significa esto que un siervo de Dios ha de ser perfecto; los grandes líderes de la Biblia no lo fueron tampoco. todos tuvieron sus errores, sus debilidades temperamentales, sus pecados; pero el conjunto de sus vidas presenta un cuadro de fe y vidas transformadas. ( 2 Timoteo 2.21)

    En el ministerio Cristiano no basta la fidelidad en la proclamación de la verdad; es indispensable la fidelidad en la practica de esa verdad. De todo siervo del Señor debiera poder decirse: “ Como enseña así vive, y como vive, así enseña.”. Se requiere en todo nivel del liderazgo cristiano, el poder y fruto del Espíritu Santo, los que van siempre inseparables. Algunos líderes muestran bastante Interés por obtener poder espiritual, pero bastante indeferencia por reflejar en su carácter diario el fruto del Espíritu Santo.

    El verdadero fruto del Espíritu Santo no consiste en resultados numéricos altos, sino en permitir que dios moldee nuestro carácter, a semejanza de Cristo. Los aspectos débiles de nuestro carácter y conducta pueden cambiar bajo el influjo del Espíritu Santo (Galatas 5.22-23)

    Un gran ejemplo de esto es Simón, voluble e inestable como un “terrón de tierra”  quien fue transformado en Pedro (piedra). Juan, el discípulo intolerable, se convirtió en el apóstol del amor.





  • SER SOBRIO Y TENER DOMINIO PROPIO

  •  En 1 Timoteo 3.2, la palabra “sobrio”, viene del griego “nefaleon”, que a su vez viene del verbo “nefo”, que se utilizaba para expresar el estado de tranquilidad de espíritu, dominio de los impulsos y control de la tendencia a la soberbia o la ira (Tito 1.7)

    La falta de dominio propio ha arruinado más de un ministerio y afectado la vida de algunos siervos de Dios. La sobriedad también se refiere a la seriedad que proyectamos, cuando estemos frente al auditorio. Ciertas bromas y chistes pueden ser útiles para mantener el interés y relajar el ambiente, pero se debe mantener la autoridad, tratando con seriedad, tanto el tema por exponer, como al publico que le escucha. Una constante actitud burlona, lejos de motivar, puede contristar al Espíritu y predisponer a los oyentes.





  • SER AMABLE Y A LA VEZ FIRME

  •  En contraste con la hospitalidad que hace una persona irritable, el apóstol Pablo afirma que el siervo de Dios debe ser apacible, amable, considerado y tolerante. Un carácter áspero, fácilmente irritable, con escasa capacidad para la sonrisa cordial no es la mejor ayuda para tener éxito con la gente (1 Timoteo 3.3)
      
    La amabilidad es la expresión externa del autentico amor por los que nos rodean cuando somos llenos del amor de Dios, este amor se proyecta en comprensión, paciencia, simpatía profunda hacia los hombres, con sus problemas, necesidades y aflicciones. Este es el imán mas poderoso para llegar a los corazones, pues la mayor necesidad del ser humano es la de sentirse deberás amado. Después de cada predicación siempre habrá alguien que se acerca al predicador con el deseo de contar sus problemas y buscar orientación.

    Paralela a esta actitud amorosa y comprensiva, el líder o predicador también necesita desarrollar un carácter firme y enérgico. En el ministerio serán muchas las ocasiones en la que necesitara firmeza y si actúa blandamente, puede hacer daño. La firmeza no debe degenerar en rigidez o incomprensión; más bien debe ir acompañada de prudencia y delicadeza, pero todo esto se deriva de la autoridad espiritual que Dios da a sus siervos.

    Hay muchas circunstancias difíciles que rodean a un siervo: los pocos resultados, las debilidades propias y las ajenas, la deslealtad y decepción de los discípulos etc. Todo esto puede quitarle fortaleza, pero puede ser superado con un carácter firme y una inquebrantable fe.
       




  • SER UNA PERSONA HUMILDE Y CONSAGRADA

  •  La dedicación (consagración) y la humildad solo se desarrollan cuando hay negación de si mismo (Lucas 14.27). La negación tiene que ver con tomar la cruz; es comprender y aceptar que ya no estamos en el mundo para disfrutar egoístamente, sino para “ servir y dar la vida”. En cumplimiento de la delegación recibida de Dios ( Marcos 10.45)

    Solo de los labios de una persona consagrada en cuerpo, alma, y espíritu a Dios, puede brotar palabra de Dios, con poder. La consagración no necesariamente esta relacionada con la agenda. “ No es el que mas tiempo ofrece, es el que mejor tiempo ofrenda, hay hombres muy ocupados que se esfuerzan por darle  tiempo de calidad a Dios”.

    Otra cualidad para cultivar es la humildad. El ambiente del ministerio es propicio para desarrollar ambiciones de grandeza. Por desgracia, muchos han sucumbido a ellas, anteponiendo su vanagloria personal a la gloria de Dios. En vez de ser colaboradores de Dios, se convierten en sus competidores. En Mas de una ocasión, los apóstoles fueron exhortados a ser humildes (Mateo 18.4; Juan 13.13-16)





  • CUIDAR DEL ESTADO Y SALUD DE SU CUERPO

  •  Un líder cristiano que constantemente esta predicando debe tener buenas condiciones físicas. La base para disfrutar la vida espiritual a plenitud es un cuerpo y una mente sanos.

    Una adecuada nutrición, el dormir las horas necesarias para descansar, el practicar un deporte, hacer ejercicios y cualquier habito sano de distracción nos predisponen para ser mas efectivos en el ministerio.

    No olvidemos que además de espíritu, tenemos un cuerpo (que todavía no es glorioso) y un alma (vida psíquica y emocional), con necesidades que, de no ser suplidas afectan también el área espiritual.

    La preparación espiritual, emocional y física del predicador es tan necesaria como la del tema por exponer. Si no hay plena identificación entre el predicador y su mensaje , es prácticamente imposible que la predicación sea efectiva. Su responsabilidad como mensajero de Dios le obliga a apropiarse para si mismo del sermón que predica, y esforzarse para poner en practica lo que comparte a su auditorio.

    Siempre se ha dicho que la verdad encarnada en la persona que predica. Este es el fundamento de todo verdadero sermón. “Tus hechos me halan tan fuerte, que no me dejan escuchar lo que dices”. “ Medico cúrate a ti mismo”.. .. Son frases populares que expresan la gran necesidad que hoy en día se tiene de lideres, que no hablen “bonito” de Dios, sino que practiquen un estilo de vida desafiante. 

    Lección Nº 2: CÓMO SE PREPARA UN SERMÓN

    1.   ELECCIÓN DE UN TEMA
     Para preparar un buen sermón, lo primero que se necesita es tener un mensaje definido. “¿ De que boy a hablar?” Y solo podemos estar seguros de lo que sabemos, cuando podemos expresarlo con palabras.

    En segundo lugar necesitamos tener claro el objetivo que queremos lograr con el sermón, “¿Por qué voy a hablar de este tema?”. Luego hay que excluir todo lo que no tenga que ver con el asunto. El tema debe estar bien definido y no ser demasiado amplio, para que así permanezca como nota determinante en la mente de las personas que lo escuchan.

    Nunca debe escogerse un tema porque es “bonito” o llamativo; se debe, mas bien, conocer la necesidad del auditorio. Para encontrar el tema adecuado, se debe buscar intensamente la guía de Dios, especial para ese momento y esa reunión especifica.

    HAY VARIAS GUÍAS PARA ELEGIR UN TEMA DE PREDICACIÓN:
     Las necesidades espirituales del grupo:
     Como resultado de la Pastoral, un líder podrá detectar las necesidades mas urgentes de sus discípulos y seleccionara un tema con el fin de que estas sean suplidas. Se debe tener en cuenta, cuando se esta predicando, no dirigir el sermón a alguien en particular. Si se tiene algo que decir a un discípulo, se debe hacer personalmente y no desde el atril, pues esto puede producir indisposición y prevención. 

    Los Devocionales Personales:
     Un líder cristiano no debe alimentar a otras almas, manteniendo la suya a escasa dieta. Es bueno tomar nota de las ideas o enseñanzas de nuestros Devocionales personales, pues de lo que aprendemos por revelación es de lo que podemos hablar con mas autoridad. Fruto de la oración y la pastoral constante, Dios guiara para dar justo el sermón que se necesita dar y que la gente necesita escuchar.

    La historia Bíblica de manera ordenada:
     Es necesario que el pueblo conozca la palabra de Dios, muchas veces a las personas les da pereza leer la Biblia, si el predicador es hábil y metido en oración Dios le da el don para hacer de cada historia Bíblica una enseñanza para la vida personal del pueblo este método seria excelente pues cumple con dos funciones “cubre una necesidad y enseña” 

    Consideración sobre el entorno:
     Debemos estar atentos siempre a lo que pasa a nuestro alrededor, ya sea en la naturaleza o el mismo hombre. Observando cuidadosamente, podemos sacar hermosos sermones que al ser aplicados a la realidad de cada vida resultan muy fructíferos.

    Los temas de otros líderes:
     Si queremos enriquecernos espiritualmente, debemos ser suficientemente humildes, para captar las enseñanzas que vienen de nuestros lideres o compañeros cristianos y que también son para nosotros fuente de inspiración.
    Cuando vamos a compartir un tema de otra persona, debemos adaptarlo a nuestro estilo personal y al grupo mismo, para no encontrarnos repitiendo un “sermón ajeno”

    La inspiración y guía de Dios:
     La oración es clave para que el tema expuesto satisfaga la necesidad de cada persona que lo oye. En muchas ocasiones, Dios guiara a un líder para que exponga un tema diferente del que había preparado. Si es así, se debe ser muy sensible a la voz de Dios. Los temas no deben cambiarse, para cumplir solo expectativas de la gente. No estamos llamados a decir lo que la gente “quiere” oír. Sino lo que “necesitan” oír.

    Al elegir un tema, se deben tener presentes los temas predicados anteriormente, pues no es provechoso insistir en una sola temática, descuidando las demás, a no ser que de antemano se haya ofrecido un seminario sobre temas específicos.
    2.   ESTRUCTURA DEL SERMÓN

    Cuando predicamos lo hacemos desde la plataforma total de la revelación de
    Dios al hombre, es decir, tenemos una visión panorámica total de la obra de Dios.

    Al elaborar el tema, se debe realizar un plan, a fin de organizar las partes, que llevan al clímax, la exhortación final. Se trata de establecer como una arquitectura mental en la que los pensamientos se expresen de manera ordenada. Nunca un sermón podrá hacer efecto, si solo es el conjunto de buenas ideas expresadas en desorden. (1 corintios14.40)

    Cuando buscamos material para el sermón, el primero y mas sencillo método es someter el texto Bíblico a un bombardeo de preguntas:

    ¿Cuándo fueron escritas estas palabras?
    ¿A que población se destinaron?
    ¿Por quien?
    ¿De que esta hablando el escritor?
    ¿Qué objetivo se proponía al escribir el texto?
    ¿Qué enseñanza nos deja?

     TODO BUEN SERMÓN CONSTA DE LAS SIGUIENTES PARTES:

    El Titulo: indica el tema para tratar

    La IntroducciónLa introducción es el abrebocas del tema y debe responder a la pregunta, ¿Por qué es tan importante el tema?

    El Cuerpo o Contenido del sermón: Es el mensaje  en si, siguiendo un orden lógico en su exposición

    La Conclusión o Aplicación: Es el sierre del Sermón, en el cual se sugiere una aplicación practica del mensaje.

    2.1.  TITULO:

    Una ves escogido el tema, se le debe poner un titulo adecuado. Debe ser breve.
    Debe ser atractivo, para despertar la atención, y despertar el deseo de conocerlo.
    Debe estar de acuerdo con el tema que se va a tratar.

    2.2.   INTRODUCCIÓN DEL SERMÓN 
     Los dos puntos mas importantes de un sermón son la introducción y la conclusión. Con la introducción, obtenemos la atención de los oyentes; con la conclusión, los llevamos al punto decisivo.

    Nunca debemos empezar a exponer un tema sin haber motivado al auditorio de tal manera que se les despierte el interés y estén expectantes del mensaje. Hay varias de lograrlo:

    Una de las mejores formas de introducción, es la referencia a un hecho actual, o aun incidente que se haya publicado en los periódicos. También se puede introducir el tema explicando el origen del sermón. Es bueno, de vez en cuando, que el predicador cuente sus experiencias personales, los tratos de Dios y en que circunstancias Dios le inspiro ese sermón. A veces resulta necesario al empezar el discurso, hablar del texto, de las circunstancias que rodearon al autor bíblico, y de la situación especifica en que se escribió el texto bíblico.

    La introducción no debe ser demasiada larga, ni tampoco sensacionalista, y se debe cuidar que tenga una relación vital con el tema, de tal manera que sea un puente o una transición natural hacia el contenido o cuerpo del sermón.
     Se debe evitar cansar, desde el principio, con exhortaciones al arrepentimiento; así mismo, evitar comentarios iniciales de personas con nombres propios.

     2.3.   CONTENIDO O CUERPO DEL SERMÓN
     El cuerpo o contenido del sermón debe ser presentado según una secuencia lógica en su exposición de ideas.  El contenido debe tener divisiones y subdivisiones claramente definidas y que guarden estrecha relación entre si. Cada división del tema debe enunciarse de modo breve y claro.

    Reglas para ordenar las ideas dentro de un sermón:
     *  Lo general tiene que preceder a lo particular. Todos los hombres somos pecadores,
        tu y yo también lo somos.
    *  Si tomamos el elemento tiempo, no debemos invertir el orden sino, ir del pasado al
       presente, y luego al futuro. Ej. “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.
    *  si hay elementos como manifestación, causa, resultado, inicie por la causa; luego          
        la manifestación y, por ultimo, el resultado o la consecuencia.
    *  Siempre se deberá poner de ultimo el punto que lleve a la decisión  más importante
        que se desea lograr con el sermón.
    *  En todo sermón debe notarse un avance en los puntos, como un escalón que lleva
       a otros.

     Divisiones y Subdivisiones:
     Las divisiones y subdivisiones del sermón son comparadas con las ramas y tallos que salen del tronco. El tronco del árbol es el tema, del cual salen las ramas (divisiones) de cada rama salen las hijas (subdivisiones). Estas divisiones no se deben hacer arbitrariamente, sino según la necesidad del tema.
     Ejemplo del bosquejo de un tema:
     Titulo: BÚSQUEDA DEL SEÑOR. Isaías 55.6

    1.     ¿Qué significa buscar al Señor?
    1.1.  Es buscar el conocimiento de El. Juan 1.18
    1.2.  Es buscar su comunión. Colosenses 1.21
    1.3.    Es buscar su favor. Efesios 3.19-20.

    2.         ¿Cómo se debe buscar al Señor?
    2.1.    Con sinceros deseos de tenerle. Sal 42.1
    2.2.    Por medio de la oración. Mateo 7.7
    2.3.    Con una búsqueda perseverante
    3.         ¿Cuándo debemos buscarlo?
    3.1.    Desde nuestra juventud. Ec. 12.1.
    3.2.    Mientras vivamos

    4.         ¿Qué ofrece el?
    4.1     Eterna misericordia. Sal 63.3-4
    4.2     Abundante perdón. Is. 56.7
    El uso de las ilustraciones:

    Las ilustraciones son para un sermón lo que las ventanas para una casa: hacen entrara la luz del argumento en la mentes, para aclarar las ideas abstractas que resulten pesadas e incompresibles. Jesús nos da un gran ejemplo en el uso de las ilustraciones, El siempre acudió a las parábolas para aclarar las enseñanzas que daba. 

    Aun que las ilustraciones son de gran utilidad, no se debe abusar de su uso, porque se corre el riesgo que la gente preste demasiada atención a las anécdotas y olvide los argumentos de la predicación. Cuando las ilustraciones(anécdotas) son personales, se acrecienta el interés del publico, pero se debe tener cuidado de no caer en la pedantería o contar cosas demasiado triviales que pueden resultar aburridas para el auditorio. Las ilustraciones también pueden referirse a noticias del periódico, cuentos, historias, datos biográficos de grandes hombres, artículos sobre ciencias, artes etc.

    Lo mas esencial en el uso de las ilustraciones es el modo en que son contadas. Una ilustración excelente puede producir muy poca impresión a los oyentes, si es contada con indiferencia. Si en cambio da demasiados detalles, puede opacar el mensaje central. El predicador debe mostrarse interesado en lo que cuenta y mantener el interés del auditorio, a través de una narración vibrante que estimule la imaginación de los oyentes.

    2.4.     LA CONCLUSIÓN DEL SERMÓN
     Los últimos cinco minutos del sermón son los mas importantes de este. Lo que la introducción y el contenido construyen, debe ser impreso en la mente de los oyentes mediante la conclusión. Alguien decía que la conclusión es la lucha final en la cual se decide el conflicto o la inquietud que el tema ha despertado.

    Hay líderes que en su predicación no encuentran la manera de terminar y, por eso divagan, repitiendo lo mismo una y otra vez, hasta que el publico en lugar de sentirse conmovido por el tema, desea ansiosamente que termine pronto. El consejo de los grandes predicadores es: “ Di lo que tengas que decir, y termina cuando lo hayas dicho”.

    ¿Cómo concluir? 
    ·       Hacer una recapitulación
    ·       Realizar un resumen de los puntos principales del sermón, haciendo énfasis en el desafió o la exhortación final
    ·       Use una ilustración o un poema
    ·       Citar una frase ilustre, el verso de una canción o ilustración, siempre buscando impactar la voluntad de los que oyen
    ·       La conclusión es el punto culminante del mensaje y es en este momento cuando el predicador ha de hablar con mayor fervor, no se trata de leer unas líneas escritas en el papel, sino de que el auditorio sienta que esta bajo el poder del Espíritu Santo.
    ·       Se deben evitar frases vagas y de poco sentido; preferiblemente llevar frases preparadas que concreten el mensaje y lo dejen grabado en el corazón de los oyentes.
    ·       Acentuar mas el lado positivo mas que el negativo en la conclusión. El mensaje de Dios es siempre un mensaje de esperanza y de respuesta.
    ·       Abstenerse de cualquier acto que distraiga la atención, como mirar el reloj, dejar caer una hoja, mirar hacia la parte de atrás  del publico

    25.  ORACIÓN FINAL.

    El broche de oro es una oración dirigida, en la que los oyentes sean confrontados con la verdad expuesta y animados a ponerla por obra.

    Un sermón se debe preparar de tal manera que cada predicación sea un bálsamo, para que todos aquellos que hayan venido con sentimientos de culpa, o que estén pasando por aflicción, se sientan ministrados por el amor de Dios. Esto hará las reuniones deseables para la gente; nunca querrán faltar y ellos mismos estarán motivados a traer personas nuevas. Los sermones fuertes y “golpeadores”. No son muy efectivos. ¿Por qué empeñarnos en abrir la llaga para que penetre la medicina, si esa tarea es del Espíritu Santo?.

     LECCIÓN Nº 3: TIPOS DE SERMONES
     En líneas generales, el sermón bíblico puede ser catalogado en tres clases:

    Sermón textual:         Este sermón se limita a exponer y explicar un texto bíblico,
                                      Formado por uno o varios versículos.

    Sermón temático:     Este sermón se basa en un tema o asunto por tratar

    Sermón Expositivo:  Es el sermón que comenta un pasaje bíblico, narración o
                                     Parábola de la Biblia

    1.    SERMÓN TEXTUAL O SECUENCIAL

    Los textos Bíblicos pueden ser usados en tres formas por los predicadores

    Como de partida para el sermón: En este caso se usa una especie de plataforma desde la cual el predicador se lanza a hablar, muchas veces sin tener en cuenta el contexto, usando el texto como excusa y no como base de la predicación.

    Como punto de socorro o apoyo: Otros predicadores dicen su texto y predican, sin orden, pensamientos mas o menos buenos, pero que por lo general no tienen mucha relación con el contexto, muchas veces sin establecer ninguna relación lógica entre las partes del mismo.

    Como verdadero texto y fundamento del sermón: el predicador expone y explica un texto bíblico, palabra por palabra. El hecho de exponer un versículo o versículos detallados da autoridad divina al sermón, pues el texto habla por si mismo.

    El método mas sencillo para preparar un sermón textual es el de comentar el versículo o porción bíblica, palabra por palabra. Hay textos bíblicos, con los que fácilmente se puede hacer este tipo de sermón, pero no todos sirven para ser desarrollados así.
     LECCIÓN Nº 4: EL ACTO DE LA PREDICACIÓN

    1.  LA PREPARACIÓN PERSONAL DEL PREDICADOR
     Comunión constante con Dios:
     La primera preparación esta relacionada con su comunión diaria con Dios, y el esforzarse por vivir diariamente en el fruto del Espíritu Santo, en sus actividades regulares y en su ministerio. Un siervo del Señor que es conciente de su elevada misión debe buscar intensamente la dirección y poder del Espíritu Santo porque, sin esto, ni la esmerada preparación del tema, ni sus cualidades oratorias darán los resultados deseables.

    Invertir tiempo en la preparación del tema:   
     La tendencia dominante en nuestros días es no dar suficiente tiempo a la preparación del tema; siempre se esta diciendo que es por el poco tiempo que se tiene.

    Un líder cristiano, por lo general es una persona muy ocupada y prepara sus mensajes con excesiva prisa. Esto puede llevar a que repita una y otra vez sus mensajes favoritos, porque carece de otros, desmotivando así a los oyentes, que siempre quieren oír algo nuevo y confortante.

    Cuando un líder se coloca frente al auditorio con un corazón y un mensaje debidamente preparado, sus palabras adquieren un poder persuasivo y llegan a la mente y el corazón de los que escuchan. Algo indeseable en un predicador, es que se ocupe tanto de la preparación del tema, que no le queda tiempo para preparase a si mismo.

    2.   EL USO DE LA PALABRA:
     El uso de las adecuadas palabras es el secreto de una buena predicación. La palabra es el reflejo de un proceso de pensamientos, este proceso nos lleva a la selección de las palabras que tanto bien (o tanto daño) pueden hacer.

    Hay tres cualidades por tener presentes en nuestras palabras, al predicar:

    Precisión:   debe haber congruencia entre el pensamiento y las palabras, es decir, que
                    Las palabras elegidas expresen lo que quieren decir.

    Claridad:   Se deben eliminar las palabras superfluas e innecesarias

    Belleza:    es necesario colocarle estética al pensamiento, que estamos expresando
                    Por medio de nuestras palabras.

    La mejor manera de enriquecer nuestro vocabulario es hacer de la lectura un habito diario de nuestra vida, y usar el diccionario como una herramienta en nuestra labor diaria. También es bueno llevar un registro de palabras nuevas y solo usarlas después que conozcamos su significado.

    El lenguaje ordinario y grosero no cabe en el léxico de un predicador. Para lograr nuestro objetivo en la predicación, necesitamos ser precisos con el tema, exponerlo de tal forma que los que nos oyen puedan seguir la secuencia, y  ponerle pasión de tal manera que mueva los corazones a la acción.

    METODOS DE PREDICACION- MEJORAR LA VOZ

    3.    MÉTODOS DE PREDICACIÓN

    3.1.   PREDICACIÓN SIN NOTAS

    Algunos líderes de privilegiada memoria, pueden predicar, sin notas, sermones muy buenos, por que han preparado con esmero el tema por días. No improvisan de ningún modo, aunque lo parezca; sino que llevan en la mente el plan del tema y sus frases mas importantes, aunque pueden ampliar y añadir cualquier idea oportuna que se les ocurra en el momento. Este procedimiento es ideal para predicar, pero pocos lo hacen, por que requiere una extraordinaria capacidad mental.

    3.2.     MEMORIZACIÓN DEL SERMÓN

    Algunos predicadores dotados de buena memoria, pero faltos de valor y habilidad para expresar el sermón sin notas, lo memorizan; sin embargo, el publico percibirá que no habla con entera libertad, sino encadenado a un escrito, que no por que no aparece en el atril, se hace menos evidente. Esto ara que aun cuando el sermón sea bueno, la gente lo “menosprecie” y sospechen que la lección aprendida de memoria es de otro.

    3.3.     LECTURA DEL SERMÓN

    Este procedimiento naturalmente es eficaz, cuando se requiere predicar sermones perfectos gramaticalmente, pues está perfectamente pulido. La desventaja que tienen, es que el temor de apartarse de lo que esta escrito impide lanzarse a expresar otras ideas que pueden surgir en el momento.

    Este sermón requiere que, al leer el sermón, se note que no solo esta en el papel, sino también escrito en la mente y el corazón, de tal manera que hasta podría predicarse si solo tuviera el bosquejo.
     3.4.     PREDICACIÓN CON BOSQUEJO

    La mayoría de los lideres usa este método, por que reúne varias ventajas. Este método exige menos horas de preparación y no requiere tanto esfuerzo nervioso y mental; además se corre menos el riesgo de caer en la monotonía.
     El bosquejo a la vez es un gran auxilio para la memoria y no impone ninguna barrera al predicador. Si este sabe usar el bosquejo, podrá mirar las notas tan discretamente, que el auditorio no se dará cuenta de ello. Los apuntes no deben contener sino las palabras claves, que sean como señales para el predicador, de tal manera que una palabra o corta frase sea suficiente para recordarle todo argumento.

    4.          EL ACTO DE LA PREDICACIÓN
     Cuando ha concluido el estudio, la meditación, la oración a solas, el predicador se encuentra frente al auditorio y debe hablar a los hombres en el nombre de Dios. Para hacer frente adecuadamente a esa situación, no basta la preparación de lo que va a decir, y cómo lo va a decir. Hay factores propios de la predicación que se deben tener en cuenta para que se establezca una comunicación fructífera entre el predicador y el auditorio.

    2.1.    LA RETÓRICA

    Retórica es el arte de componer y pronunciar una pieza de oratoria. Esto incluye tanto el contenido como la expresión del mensaje oral. En un sentido particular, se llama retórica o elocuencia a la forma externa del sermón, que se obtiene mediante la selección de adecuadas imágenes y frases en diversas, que dan amenidad y fuerza a las ideas. Un sermón con ideas debidamente ordenadas facilita la buena comprensión, retención y efectividad del mensaje.
     Veamos algunos útiles recursos de oratoria.

    La metáfora: Las ideas abstractas o desconocidas son expresadas o aclaradas mediante otras familiares para el oyente, yendo de lo conocido a lo desconocido. Jesús usó abundantemente este recurso, no solamente en sus grandes parábolas, sino también en sus discursos. (Mateo 5.13-26; Mateo 7.7-20)

    La metáfora comparativa: Es la forma retórica mas abundante en el texto bíblico, sobre todo en la poesía hebrea, en la cual aparecen dos términos: uno principal que se quiere realizar, ilustrado por otro secundario, mas familiar y mas fácil de comprender.
     Ejemplo: “Como el agua fría al alma sedienta, así son las buenas nuevas de lejanas tierras” (Pr. 20:25)
     La antitesis:  Esta figura consiste en comparar dos cosas enteramente opuestas, para hacer resaltar aquello que se propone exaltar. (2 cor 5.21)
    Ejemplo en un sermón: “Que gran amor el de nuestro Dios, aquel que esta sentado sobre el circulo de la tierra, cuya silla es el cielo, y el estrado de sus pies, la tierra, ¡Que haya querido bajar a tanto extremo de pobreza, naciese en un establo y se recostase en un pesebre!
     La interrogación y la admiración: La Biblia está llena de estas dos formas incisivas de expresión, especialmente en el libro de Job, los salmos y la carta a los Romanos. Si deseamos que el mensaje llegue al corazón, debemos hacer uso de estas formas de expresión en los lugares y momentos apropiados del sermón (Job 7.17-21,Ro 3.8-11)
     Figuras de reiteración: Son muy usadas en la Biblia y por los predicadores modernos más elocuentes. Consiste en volver a decir lo mismo, mediante un sinónimo adecuado que añada nueva luz y color a la inicial expresión de la idea.
    Ejemplo de un sermón: “Creo en el amor, creo en la belleza, creo en la justicia, creo a pesar de todo, que en esta tierra el bien triunfara sobre el mal”. En estas palabras se ve el bellísimo efecto que da la palabra “creo”.
     2.2.    LA ELOCUCIÓN

    La elocución hace referencia a la correcta pronunciación y entonación del sermón. Algunos aspectos de la voz, tales como el tono, el timbre y la potencia, son ajenos a la voluntad del predicador, pues vienen determinados por factores genéticos; pero hay otros que pueden ser controlados y ventajosamente usados.
     Las muletillas:

    Cuando el predicador se ve obligado a construir en el mismo atril muchas frases del sermón, y si no esta preparado, encontrara dificultades en formular las frases con la rapidez requerida. Esto hace que introduzca palabras de significado vago, llamadas muletillas, palabras en las que se apoya mientras halla otras palabras.
     La velocidad:

    *  Se debe empezar hablar con calma y sin levantar excesivamente la voz desde el
        principio. Ya vendrá la ocasión de hablar con calor en el curso del sermón.
        Principie con aire decidido y con un volumen de voz suficiente.
    *  Acostumbre a hacer las pausas en el lugar que corresponde, y aspire                              
        profundamente entre las pausas.
    *  La velocidad en la dicción depende del temperamento del predicador, y de la clase
       de sermón.
     Pronunciación y entonación:
     *   Se deben articular las palabras distintivamente, corrigiendo los defectos de 
         pronunciación regionales.
    *   La voz debe ser clara: hay quienes articulan tan defectuosamente las silabas, que        
         obligan a quienes los escuchan a agudizar el oído para poder entenderles. Esto
         lleva a que la gente se canse. Cuando la pronunciación es correcta, aun el susurro                            
         mas leve puede ser percibido por el auditorio.
    *   La monotonía es casi insoportable. El tono de voz ha de ajustarse a lo que se esta

        diciendo, y a los énfasis que se están haciendo. Cuando se varia el tono, el mensaje
        es mas ameno y se hace mas penetrante.
     Volumen:
     La voz debe ser siempre audible. Es necesario que las personas que se hallan más lejos, capten las palabras del que habla. Una de las maneras de obviar esta situación, es el uso adecuado de micrófono, teniendo cuidado de mantener una distancia adecuada entre el micrófono y la boca, para evitar la distorsión de la voz.
    No todos los pensamientos han de expresarse con la misma fuerza. Un sermón pronunciado con lentitud desde el principio hasta el final, aburrirá y cansara; lo mismo si se hace a una velocidad acelerada.
     2.3.    POSTURA DEL CUERPO Y GESTICULACIÓN:
     Todo predicador debe presentarse ante sus oyentes con la máxima pulcritud, lo que no implica ni lujo, ni ostentación. Se requiere mas bien delicadeza y buen gusto; deben evitarse a aquellos detalles de mal gusto que puedan desviar la atención del auditorio: una mancha en el vestido, una punta de la camisa levantada, una corbata con el nudo torcido, zapatos sucios, un maquillaje exagerado(mujeres), y cosas por el estilo, que pueden favorecer muy poco la influencia del predicador en sobre sus oyentes.
     Igualmente, debe evitarse cualquier objeto excesivamente vistoso que pudiera distraer la atención. Todo predicador debe cuidar su porte,
    Pero recordar que su poder atractivo no es externo, sino que radica en la gloria del mensaje que proclama.
     El predicador debe cuidar, además de su porte,  tanto su posición en el atril como sus movimientos, La gesticulación es muy útil en el sermón, para dar énfasis y comprensión al tema, siempre y cuando se practique acertadamente y con moderación.
     Es necesario suprimir todo gesto raro o ridículo y cultivar la naturalidad. El predicador ante el auditorio no puede dejar de ser quien es, no puede aparecer como si se hubiera transformado en otra persona.

    A veces, cuando el predicador se siente objeto de todas las miradas, busca alivio en alguna acción, llevado por su nerviosismo.
     A continuación hablaremos de algunos gestos y posturas inapropiadas:

      Balancear el cuerpo de un lado a otro del salón.
      Levantar las hojas de una punta de la Biblia, rozándolas con el dedo, como
         si estuviera buscando el numero de una pagina que no encuentra.
      Romper la Biblia a puñetazos, en cada pensamiento pronunciado con énfasis
      Ponerse una mano en el bolsillo y, para aliviar la tensión nerviosa, mover algún
          objeto escondido en el mismo, como unas llaves, unas monedas etc. Esto distrae    
          la    atención de los oyentes.
      Colocar ambas manos en la cintura, “posición en jarras”, esto puede parecer 
          como      un gesto vulgar y ridículo. 
      Pasar el dedo meñique por las pestañas cuando la memoria nos falla.
      Levantar ambas manos al tiempo, resulta exagerado, si se repite con exceso. Es
         mas natural levantar una sola mano con el dedo índice en alto y moverlo al          
         compás de la frase.
     Cerrar el puño o a veces ambos puños, y levantarlos en alto, como si amenazara
         con ellos al auditorio.
     Apoyarse sobre la Biblia, extendiendo el cuerpo hacia delante, como para lanzarse
        sobre los oyentes.
     La excesiva rigidez del cuerpo, por temor a exagerar movimientos, le quita
       expresividad al sermón.

    La mejor manera de corregir la postura y los gestos, es pedirle a una persona de confianza que nos evalué, siguiendo los siguientes parámetros.
     CUESTIONARIO PARA EVALUAR LA POSTURA DEL CUERPO Y LOS GESTOS:

    Actitud  general:¿Descuidada?, ¿Tiesa?, ¿Cabeza atrás?, ¿Inclinado adelante?, ¿Manos en los bolsillos?, ¿Movimientos oscilantes del cuerpo?.
     Actitud con respecto a los oyentes: ¿Pretenciosa?, ¿De superioridad?, ¿Indiferente?, ¿Amenazante?, ¿Egoísta?.
     Expresión facial: ¿Dura?, ¿De estatua?, ¿Muecas con la boca?, ¿Enseña los dientes?
     Los ojos:¿Fijos en el espacio?, ¿Mira al techo?, ¿Mira al suelo?,¿Los fija en alguna parte?.
     Voz: ¿De garganta?, ¿Nasal?, ¿Chillona?, ¿Monótona?, ¿Normal?.
     Volumen: ¿Insuficiente para la sala?, ¿Excesivo al final?, ¿Baja la voz al final? Del párrafo?.
     Tono: ¿Demasiado alto al empezar?, ¿Monótono?, ¿Soporífero?.
     Velocidad: ¿Demasiado a prisa?, ¿Demasiado despacio?, ¿No varia la velocidad?.
     Fraseología: ¿Frases demasiado largas?, ¿Demasiado cortas?, ¿Pausas inapropiadas?
     Pronunciación: ¿Correcta?, ¿Es demasiado fuerte?, ¿Consonantes o vocales mal        
                              Pronunciadas?.
     Énfasis: ¿Lo pone equivocadamente en palabras que no lo requieren?, ¿Deja de
                   Ponerlo en palabras que lo necesitan?.
     Gestos: ¿Poco movimiento?, ¿Demasiados gestos iguales?, ¿Puño apretado?, ¿Uso
                  Incorrecto del dedo índice?, ¿Mueve demasiado las manos de arriba hacia
                  Abajo?.
      2.4.    LA MIRADA: 
    Esta factor insignificante, en apariencia, merece la mayor atención. Los ojos tienen una fuerza de expresión superior a la de cualquier otro miembro del cuerpo; no puede negarse que hay ojos que hablan. La mirada de un predicador refleja el fuego de sus convicciones y de sus sentimientos, y penetra poderosamente en el animo del auditorio. Algunos desperdician este precioso recurso; miran a todas partes menos a sus oyentes, como si temiesen el intercambio de miradas, el que siempre es enriquecedor.
     Algunas personas, cuando hablan en publico, miran al techo, o al piso, o fijan su mirada en una o en unas pocas personas; lo adecuado es que el predicador cubra con su mirada la totalidad de sus oyentes, no fijándose en cada uno, sino emplear una mirada amplia que facilite la comunicación; así podrá detectar el efecto que sus palabras están produciendo en el auditorio.
     Aunque no todos tenemos la habilidad de hablar en publico, todos nos podemos perfeccionar en esta labor. La preparación debe ser integral; no solo incluye el aspecto espiritual, sino técnicas sencillas que harán que nuestro mensaje llegue de manera más efectiva y cause un mayor impacto.
      LECCIÓN Nº 5: AYUDAS PARA EL MEJOR MANEJO DE LA VOZ
     Con alguna frecuencia, vemos que grandes predicadores están ausentes de su ministerio, a causa de un mal manejo de la voz. Con el paso del tiempo, la voz del predicador se va deteriorando, a tal punto que puede terminar con una voz disfonía, restando así brillo a su predicación. Para evitarlo, debemos insistir en el uso adecuado de la laringe, que es nuestro órgano fonador.
    LECCIÓN Nº 2: REGLAS BÁSICAS DE INTERPRETACIÓN BÍBLICA  
     INTRODUCCIÓN

    Para llevar a cabo un cuidadoso estudio de la palabra de Dios, existen reglas cuya aplicación cuidadosa y paciente dejan al descubierto provechosas enseñanzas, y verdades bíblicas que asombraran a quienes inquieren en la Biblia.

    Las cinco reglas que estudiaremos en esta lección nos permitirán estudiar con mayor provecho aquellos pasajes que aún no hemos comprendido o que todavía presentan confusión.
     1.     “ES PRECISO, EN CUANTO SEA POSIBLE, TOMAR LAS PALABRAS
       EN SU SENTIDO USUAL Y ORDINARIO”
     Los escritores de las Sagradas Escrituras escribieron naturalmente, con el objeto de hacerse comprender. Por consiguiente, debieron valerse de palabras conocidas y de vieron usarla en el sentido que generalmente tenían Averiguar y determinar cual era este sentido usual y ordinario, debe constituir, por tanto el primer cuidado en la interpretación, o recta comprensión de las escrituras.

    Hay que tener en cuenta que no siempre el sentido usual y ordinario equivale al sentido literal .O sea, no siempre deben tomarse al “pie de la letra”. Como se sabe, cada idioma tiene sus modos propios y peculiares de expresión, y tan singulares , que si se traducen al pie de la letra, se pierde o se destruye completamente el sentido real y verdadero. Esto debe tenerse en cuenta sobre todo si tratamos del lenguaje de las Escrituras más que de otro libro cualquiera, por estar lleno de modos y expresiones propias  y peculiares.

    Los escritos Sagrados no se dirigen a cierta clase  de personas privilegiadas, sino al pueblo en general; por consiguiente, no se valen de un lenguaje científico y seco, sino figurado y popular. A esto se debe su abundante uso de toda clase de figuras retóricas, símiles, parábolas y expresiones simbólicas. Además, ocurren muchas expresiones peculiares del idioma hebreo, llamadas “hebraísmos”. Es necesario tener todo esto presente para poder determinar cual es el verdadero sentido usual y ordinario de las palabras y las frases.

    Ejemplo: En Génesis 6: 12 leemos: “ Toda carne había corrompido su camino sobre la tierra” Si se toman aquí las palabras carne y camino en sentido literal, se pierde por completo el significado del texto. Pero tomándola en su sentido ordinario, al usarse como figuras, es decir carne en sentido de “persona” y camino en sentido de “costumbres o modo de proceder”, ya no solo tiene significado, sino un significado terminante, diciéndonos que toda persona había corrompido sus costumbres. La misma verdad que declara Pablo sin figura; “No hay  quien haga lo bueno” (Romanos 3:12)

    En Lucas 14:26 Jesús dice “Si alguno viene a mi y no aborrece padre y madre, no puede ser mi discípulo”, lo que, tomando al pie de la letra, constituye una contradicción al precepto de amar aun a los enemigos .Pero acordándonos del hebraísmo, por el cual se expresan a veces las comparaciones y preferencias entre dos personas o cosas, palabras tan enérgicas como amar y aborrecer, ya no solo desaparece la contradicción, sino que comprendemos el verdadero sentido del texto, sentido que sin hebraísmo expresa Jesús mismo diciendo: “El que ama a padre y madre mas que a mí, no es digno de mi” (Mateo 10:37)

    Por los ejemplos citados, se puede comprender la necesidad de familiarizarse con las figuras y modos propios y peculiares del lenguaje bíblico. Esta familiaridad se consigue, con un prolongado análisis de las Escrituras, o consultando otras versiones de estudio.

     2.     “ ES, DEL TODO PRECISO, TOMAR LAS PALABRAS EN EL  
               SENTIDO QUE INDICA EL CONJUNTO DE LA FRASE”
    En el lenguaje bíblico como en otro cualquiera, existen palabras cuyo significado varia mucho, según el sentido de la frase o argumento en que ocurran. Es necesario averiguar y determinar siempre cual era el pensamiento especial que se proponía expresar el escritor .Así, tomando por guía este pensamiento, se podrá determinar el pensamiento positivo de la palabra que ofrece dificultad.

    En los siguientes ejemplos, veremos como varia, según la frase, texto o versículo, el significado de algunas palabras muy importantes.

     Ejemplos:
     Salud: La palabra salud se usa con frecuencia en sentido de salvación del pecado con sus consecuencias; pero tiene, además, otros significados. Leemos que Moisés “pensaba que sus hermanos entendían que Dios les había de dar salud por su mano” guiados por el conjunto del versículo, comprendemos que aquí la palabra salud esta en sentido de libertad temporal.

    Carne: “Les daré un corazón de carne” (Ezequiel 36:26). Es decir, una disposición tierna y dócil.

    3.    “ES NECESARIO TOMAR LAS PALABRAS EN EL SENTIDO QUE
            INDICA EL CONTEXTO. LOS VERSÍCULOS QUE PRECEDEN Y
           SIGUEN AL TEXTO QUE SE ESTUDIA”
     A veces, basta el conjunto de una frase para determinar cual es el verdadero significado de ciertas palabras. En este caso, debemos empezar mas arriba la lectura y continuarla mas abajo, para tener en cuenta lo que precede y sigue a la expresión oscura. Procediendo así, se hallara claridad en el contexto, por diferentes circunstancias. En el contexto se pueden hallar expresiones, versículos o ejemplos que nos a claran y precisan el significado de la palabra oscura.

    Ejemplo, al decir Pablo: “...Podéis entender cual sea mi conocimiento en el misterio de Cristo”, (Efesios 3:4), quedamos indecisos respecto del significado de la palabra misterio. Con los versículos anteriores y los que siguen, encontramos que la palabra misterio se aplica a la participación de los gentiles en los beneficios del Evangelio.

    No se debe olvidar que, por el contexto se puede determinar si una expresión se debe tomar al pie de la letra o en sentido figurado. Jesús llama al vino “sangre del nuevo pacto”. Comprendemos, por el contexto, que la palabra sangre debe tomarse en sentido figurado (1 Corintios 11.25).

    4.    “ES PRECISO TOMAR EN CONSIDERACIÓN EL OBJETIVO DEL
           LIBRO O PASAJE EN QUE ESTÁN LAS PALABRAS O EXPRESIONES       OSCURAS”
    Esta regla no es mas que la ampliación de las anteriores, y se aplica cuando no ofrece suficiente luz, ni el conjunto de la frase, ni el contexto, para aclarar cualquier duda.

    El objetivo de un libro o pasaje se adquiere al leerlo y estudiarlo con atención y repetidas veces, teniendo en cuenta en que ocasión y para que personas originalmente se escribió. Por ejemplo, el objetivo de toda la Biblia: Romanos 15:4; 2 Timoteo 3:16; el objetivo de los evangelios lo encontramos en Juan 20:31.

    Ejemplos:
     Las cartas a los Galatas y a los Colosenses fueron escritas con ocasión de los errores que, con gran daño, procuraban implantar en las iglesias apostólicas los judaizantes que predicaban las obras, la observancia de días y ceremonias judaicas la disciplina del cuerpo y la falsa filosofía.

    Teniendo en cuenta el objetivo del libro, desaparecen las contradicciones aparentes. Cuando dice Pablo que el hombre se justifica (se declara sin culpa) por la fe, sin las obras, mientras que Santiago afirma que el hombre se justifica por las obras y no solamente por la fe; desaparece la contradicción aparente desde el momento en que tomemos en consideración el objetivo diferente que llevan las cartas del uno y del otro(Romanos 3:28; Santiago 2:24). Pablo combate y refuta el error de los que confiaban en las obras de la ley Mosaica, como medio de la justificación, rechazando la fe en Cristo; Santiago combate el error de unos desordenados que se contentaban con una fe imaginaria, descuidando o rechazando las buenas obras. Pablo trata la justificación por las obras, delante de los hombres.

    5.    “ES NECESARIO CONSULTAR LOS PASAJES PARALELOS”
     Consiste en explicar las cosas espirituales por las espirituales ( 1 Corintios 2:13)

    Los pasajes paralelos se entienden aquí como los que hacen referencia el uno al otro, que tiene entre si alguna relación, o tratan de un modo u otro un mismo asunto. Solo es preciso apelar a tales pasajes paralelos, para aclarar determinados pasajes oscuros, cuando se trata de adquirir conocimientos bíblicos exactos.

    Es conveniente observar que hay paralelos de palabras, paralelos de ideas y paralelos de enseñanzas generales.

    5.1.   PARALELOS DE PALABRAS
     *   Cuando el conjunto de la frase o el contexto no bastan para explicar una palabra
        dudosa, se procura a veces adquirir su verdadero significado, al consultar otros       
        textos en que se encuentra dicha palabra.
      
    Ejemplo: en Galatas 6:17 Pablo dice: “Traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús”. ¿Qué marcas eran? Ni el conjunto de la frase, ni el contexto lo explica. Acudiendo a pasajes paralelos ( 2 Corintios 4:10; 11: 23-25) aprendemos que las marcas que traía Pablo en el cuerpo, no eran llagas o señales de la cruz milagrosa ni artificialmente producidas, como pretenden algunos, sino marcas o señales de los suplicios sufridos por el evangelio de Cristo.

    *   Al consultar esta clase de paralelos, conviene seguir el siguiente procedimiento: En primer lugar, buscar el paralelo, ósea, la aclaración de la palabra obscura, en el mismo libro o autor en que se halla; luego, en los demás libros de la misma época y finalmente, en cualquier libro de las Escrituras. Esto es preciso por que a veces varia el sentido de una palabra, según el autor que la usa, según la época en que se emplea, y según el texto en que se utiliza en un mismo libro. 

    5.2   PARALELOS DE IDEAS.
     *   Para aclarar un texto determinado, se consultan ya no solo las palabras paralelas, sino las enseñanzas, las narraciones y hechos contenidos en texto o pasajes aclaratorios que se relacionan con el texto oscuro o discutido.

    Al decir Jesús: “Sobre esta roca edificare mi iglesia”, Cristo no dice “sobre ti, Pedro”, ni “sobre esta piedra edificare mi iglesia”, sino que dice: “sobre esta roca” ¿Pero, sobre que roca? Nada mejor para aclarar que los paralelos que ofrecen las palabras de Cristo y de Pedro, respectivamente, para determinar este asunto. En Mateo 21:42-44, se nos presenta Jesús mismo como la piedra fundamental, “cabeza y esquina” profetizada y tipificada en el antiguo Testamento. Conforme a esta, idea Pedro mismo declara que Cristo es la piedra viva; la principal piedra del Angulo; en Sion, la piedra desechada por los judíos que fue echa cabeza del Angulo (1 Pedro 2:4,8). Confirma lo mismo Pablo en (1 Corintios 3:10-11). Comparando estos pasajes, se concluye que Cristo no constituye su Iglesia en alguien diferente a él mismo. Pero a Pedro lo considera piedra viva, así como nos considera de la misma forma a todos los que somos edificados sobre Cristo. En la primera carta de Pedro, se da una nueva idea acerca de Cristo (piedra viva). Por lo cual no solo es la piedra fundamental, sino que además llena de vida a todas las piedras que conforman su iglesia: “vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual.

    5.3.   PARALELOS DE ENSEÑANZAS GENERALES
     *    Para la aclaración y recta interpretación de ciertos pasajes, no son suficientes los paralelos de palabras e ideas; es preciso acudir a las enseñanzas generales de las Escrituras. El que haya textos que a primera vista no parecen armonizar con el objetivo de las Escrituras, se debe al lenguaje figurado de la Biblia, y a la incapacidad de la mente humana de abrazar la verdad divina en su totalidad.

    Ejemplo: al, decir “todas las cosas ha hecho Jehová por si mismo, y aun al impío para el día malo”(Proverbios 16:4), ¿querrá enseñar aquí que Dios ha creado al impío para condenarlo, como algunos interpretan este texto?. No, por que según las Escrituras, en multitud de pasajes, Jehová no quiere la muerte del impío, no quiere que nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Aquí el significado es que el creador de todas las cosas en el día malo, sabrá valerse aun del impío, par llevar a cabo sus sabios designios.
     No basta conocer o memorizar reglas y principios para realizar las interpretaciones bíblicas. Se requiere la asistencia del Espíritu Santo, el cual es el único que nos guía a toda verdad y conocimiento; es El quien nos lleva a vivir por revelación, y no por lógica.
     Con una mente y un corazón abierto a la revelación, debemos acercarnos a profundizar en las Sagradas Escrituras.

    FIGURAS RETORICAS


    LECCIÓN Nº 3:  LAS FIGURAS RETÓRICAS  
     INTRODUCCIÓN 
    Las figuras retóricas son expresiones particulares que enriquecen el lenguaje y describen con palabras llamativas la realidad de las cosas.

    Se requiere conocer las figuras retóricas utilizadas en la Biblia para realizar estudios que arrojen luz sobre aquellos asuntos que aparecen oscuros, exagerados o inverosímiles ante nuestros ojos. Esto nos permitirá una mayor comprensión de dichos asuntos.
     Las figuras retóricas del lenguaje bíblico son las misma que se usan en otros idiomas. Es conveniente diferenciar entre lo que es una figura y la realidad.
      1.    PALABRAS, COMO FIGURAS RETÓRICAS
     LA METÁFORA
     Esta figura tiene por base algunas semejanza entre dos objetos o hechos, caracterizan dose el uno con lo que es propio del otro. Las ideas abstractas o desconocidas son expresadas o aclaradas mediante otras ideas familiares al oyente, aplicando las cualidades de lo conocido a lo desconocido.
     Ejemplos:
     Al decir Jesús, “Yo soy la vid verdadera” se caracteriza Jesús con la que es propio y esencial de la vid; y al decir a los discípulos: “vosotros sois los pámpanos”, los caracteriza a ellos con lo que es propio de los pámpanos.
     “Vosotros sois la sal de la tierra” (Mateo 5:13)
    “Porque sol y escudo es Jehová Dios” (Sal. 84:11)
     LA SINÉCDOQUE
     En esta figura se pone la parte por el todo, o el todo por la parte
     Ejemplo:
    El salmista pone la parte por el todo, al decir: “Mi carne posara segura”, en lugar de decir: mi cuerpo o mi ser, que seria el todo, siendo la carne sólo parte de su ser. (Sal.16:9)

    LA METONIMIA
     Se emplea esta figura cuando se pone la causa por el efecto; la señal o símbolo por la realidad que simboliza

    Ejemplo:
    Jesús emplea esta figura cuando dice: “Tienen a Moisés y a los profetas; óiganlos”; en lugar de decir que tienen los escritos de Moisés y de los profetas, o sea, el Antiguo Testamento(Lucas 16:29)
      
    2.    PÁRRAFOS COMO FIGURAS RETÓRICAS
     No solo se emplean palabras determinadas en sentido figurado, sino a veces textos o pasajes enteros, como lo veremos a continuación.
      EL SÍMBOLO
     Es una especie de tipo por el cual se representa alguna cosa o algún hecho por medio de otra cosa o hecho familiar que se considera a propósito para servir de semejanza o representación.

    Ejemplo:
    El león se considera el rey de los animales del bosque; así se halla en las Escrituras la majestad real simbolizada por el león. Del mismo modo, se representa la fuerza por el caballo, y la astucia por la serpiente. (Apocalipsis 5:5; Mateo 10:16)

    APÓSTROFE
     Esta figura se parece a la personificación o prosopopeya. La palabra apóstrofe procede del latín “apostrophe” y esta. A su vez del griego “apo” (de) y “strepho” (volverse). Esto quiere decir que el orador se aleja de sus oyentes inmediatos, para dirigirse a una persona o cosa ausente o imaginaria. El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española nos da la definición así: “Figura que consiste en cortar de pronto el hilo del discurso o la narración, para dirigir la palabra con vehemencia en segunda persona a una o varias presentes o ausentes, vivas o muertas, a seres abstractos o a cosas inanimadas para dirigírsela así mismo en iguales términos. “En determinados momentos, las palabras están dirigidas a un objeto impersonal; entonces, la personificación y el apostrofe se combinan.

    Ejemplo:
     “¿Dónde esta, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde oh sepulcro tu victoria?” (1 Corintios 15:55; Mateo 23:37)

    Otros ejemplos de apóstrofe los encontramos en : Mateo 11:21,23;Det 32:1

    Cuando esta figura es empleada por oradores hábiles en su manejo se convierte en la estrategia o forma mas convincente y persuasiva de la retórica.
     LA PARÁBOLA
     Es una especie de alegoría presentada bajo la forma de una narración, relatando hechos naturales o acontecimientos posibles, siempre con el objeto de aclarar o ilustrar una o varias verdades importantes.
     Ejemplo: Jesús expone la verdad de que es preciso orar siempre y sin desmayar, aunque tardemos en recibir la contestación. Aquí se vale de la parábola de la viuda y el juez injusto. (Lucas 18:1-7)

    Para la correcta interpretación de la parábola, es preciso tener en cuenta lo siguiente:

    *    Buscar cuál es la verdad o las verdades que ilustra. Hallando esto, se tiene la
         explicación de la parábola. El objetivo se encuentra a veces en la introducción, o
         puede estar en la conclusión.

    *  Tener en cuenta solo los rasgos principales de la parábola, dejando a un lado todo
        lo que sirve de adorno, o para completar la narración.

    *   No olvidar que las parábolas, como las demás figuras, sirven para ilustrar las
       doctrinas y no para producirlas.
     SÍMIL
     Significa semejante o parecido a otro. Es la “figura que consiste en comparar expresamente una cosa con otra, para dar idea viva y eficaz de una de ellas”. La Biblia contiene numerosos y bellísimos símiles. A diferencia de la metáfora, aquí se emplea la palabra “como”.
     Ejemplo:
    “Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, engrandeció su misericordia sobre los que le temen” (Salmos 103:11)

    “Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen” (Salmos 103:13)
     INTERROGACIÓN 
    Figura que consiste en interrogar, no para manifestar duda o pedir respuesta, sino para expresar indirectamente la afirmación, o dar mas vigor o eficiencia a lo que se dice”

    Ejemplo:
    “¿El juez de toda la tierra no ha de hacer lo que es justo?” (Génesis 18:25)
     ANTÍTESIS
     Figura que consiste en contraponer una frase o una palabra a otra de contraria significación. Se trata de una figura retórica que se encuentra en muchas partes de la Escritura para dar realce al texto. Lo malo y lo falso sirven de contraste o fondo a lo bueno y a lo verdadero.

    Ejemplo: en el discurso de despedida de Moisés se encuentra una serie de contrastes o antitesis.

    “Mira yo he puesto hoy delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal”(Dt.30:15)
    En el sermón del montaña encontramos muchas antítesis “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. (Mateo 7:13-14)
     PROVERBIO
     Se trata de un dicho común o adagio. Se define como una afirmación extraordinaria y paradójica. Los proverbios del antiguo Testamento están redactados en su mayor parte en forma poética, consistentes en dos paralelismos, que generalmente son sinónimos, antitéticos o sintéticos.
     Ejemplo: “Medico, cúrate a ti mismo” (Lucas 4:23)

     3.    HEBRAÍSMO
     Por hebraísmo se entienden ciertas expresiones y giros peculiares del idioma hebreo, que ocurren en nuestras traducciones de la Biblia, originalmente escrita en hebreo y griego. Algún conocimiento de estos hebraísmos es necesario para poder hacer uso debido de la primera regla de interpretación.

    Ejemplo: Era costumbre entre los hebreos llamar a una persona hijo de algo que le caracterizaba de un modo especial. Ejemplo: al pacifico le llamaban hijo de paz; al iluminado y entendido, hijo de luz; a los desobedientes, hijos de desobediencia, etc.

    Las comparaciones se expresaban a veces por medio de negaciones, Ejemplo: al decir Jesús: “El que a mí me recibe, no me recibe a mí, mas al que me envió”.
    El amar y el aborrecer se usaban para expresar la preferencia de una cosa a otra. “A Jacob amé, mas a Esau aborrecí”(Romanos 9:13).

    Con frecuencia, usaban el nombre de los padres para denotar a sus ascendentes.
    “Maldito sea Canaan”, en lugar de los descendientes.
      
    EL PASTOR DEL NUEVO MILENIO
    Desarrollara un pulpito fuerte
     El pastor no fue llamado para operar como “guarda templo”. Encargado de la limpieza, chofer o interprete. Fue llamado para dedicarse a la Palabra de Dios y la oración.
     El pastor del nuevo milenio es alguien que busca el rostro de Dios y se zambulle en su Palabra. El pastor que necesitaremos comerá la Palabra de Dios, se enamorara de esa palabra , será un verdadero profeta del evangelio.
      EL PASTOR DEL NUEVO MILENIO
    Descentralizara el ministerio
     Que lamentable el marcado clericalismo en el cristianismo moderno. El concepto actual dice que la Iglesia ayuda al pastor para que haga la obra del ministerio, le paga un salario, ora por el y lo apoya de diferentes maneras. Pero en la Biblia, el concepto es totalmente distinto.

    Pablo les dice a los Efesios “ y el mismo constituyo a unos, apóstoles; a otros profetas; a otros evangelistas; a otros pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”(efesios 4:11,12). Es el pastor el que perfecciona a los santos para que hagan la obra del ministerio.

    El pastor es como el director técnico en un equipo de fútbol. El equipo es el que juega el partido y gana el campeonato. Claro, a veces el director técnico se mete en el campo de fútbol y también hace su gol, pero es el cuerpo de Cristo el que hace la obra del ministerio. La Iglesia actual se compara con un bote de paseo. Cada viajero compra su boleto y se ubica cómodamente para mirar la ribera. Mientras tanto, el pastor levanta las velas, iza el ancla, distribuye el café y controla el timón.

    Pero la Iglesia del nuevo milenio debe comparase con un bote de regatas. Cada pasajero recibe un remo y tiene que remar.

    La tarea del pastor es como la de un minero. Mira la montaña, la contempla llena de piedras y tierra, pero el como es experto sabe que en su interior hay minerales y piedras preciosas. Su tarea es entrar con el pico hasta la profundidad de la montaña, sacar los metales preciosos, limpiarlos y ponerlos a brillar. La tarea del pastor es descubrir los dones que hay en el Cuerpo de Cristo, levantarlos, entrenarlos y ponerlos a trabajar.